Poemas pendencieros

¿Mala hierba?

No, más que eso.

Somos enredadera maldita,

secamos árboles tercos

raíces que derriban muros
ah y comezón en la entrepierna
para los misóginos que nos discriminan.

Brujas, tercas, inicua plaga.
¿qué más dijiste en tu discurso?

Mantenidas,

viciosas,

ociosas,

fáciles…

trepadoras.

Ramo de espinas las manos

a quienes nos maltratan,

mordidas venenosas

lengua viperina.

Por cierto, de oro no somos,

nuestra armadura es el ingenio,

amorosas si pero no terrón de azúcar

ni dóciles como la cera,

nuestra inteligencia nos salva

de mediocres como usted.

Ni putas ni Santas

Mujeres que saben

cómo arder al mundo en llamas.

 

Lina Zerón (Del libro: poemas pendencieros)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s