Oleg Duryagin

Mas conocido como Dou, es un joven fotógrafo y artista Ruso. Su trabajo es curioso e impactante: materializa retratos de lo que, a priori, podríamos llamar «personas», pero que, tras un segundo vistazo, pierden toda característica humana para pasar a ser semi-personas hechas de plástico… o de escayola o cerámica. Humanos inertes, estatuas con los ojos vivos, iconos puros que transfieren frialdad y, en ocasiones, temor e incluso asco.

+Info:

  • Olegdou (Inquietante portafolio)