Aburrimiento

Una parte sustancial de lo que les espera en la vida, va a ser reclamada por el aburrimiento.

[…]

Conocido bajo diversos alias —angustia, ennui, tedio, murria, jartera, apatía, desgano, estolidez, letargo, languidez, acidia—, el aburrimiento es un fenómeno complejo y en general producto de la repetición; parecería así que el mejor antídoto en su contra sería la constante inventiva y originalidad. Es lo que ustedes, jóvenes y despiertos, esperarían. Ay, pero la vida no va a darles tal opción, porque el medio principal de la vida es precisamente la repetición.

[…]

Ricos en potencia, ustedes acabarán aburriéndose del trabajo, los amigos, los cónyuges, los amantes, la vista desde la ventana, los muebles o el papel de colgadura de la alcoba, los pensamientos o de ustedes mismos. En consecuencia, tratarán de buscar caminos de escape. Aparte de la autocomplacencia con los artilugios antes citados, pueden dedicarse a cambiar de empleo, residencia, compañía, país, clima; podrán ensayar la promiscuidad, el alcohol, los viajes, las lecciones de cocina, las drogas, el psicoanálisis.

De hecho, pueden juntar todas estas cosas y por un tiempo funcionarán. Hasta el día, por supuesto, en que se despierten en medio de una familia nueva y un papel de colgadura diferente, en un estado y un clima diferentes, con un cerro de cuentas del agente viajero y del analista, pero con el mis-mo sentimiento rancio hacia la luz del día que se filtra a través de las ventanas. Se pondrán los mocasines sólo para descubrir que necesitarían de los cordones para sobreponerse a lo ya conocido. Dependiendo del temperamento o de la edad, les dará pánico o bien se resignarán a la familiaridad de la sensación; o se lanzarán una vez más al galimatías del cambio.

La neurosis y la depresión entrarán en sus léxicos; los gabinetes del baño estarán llenos de píldoras. Básicamente, no hay nada de malo en convertir la vida en una búsqueda constante de alternativas, en pasar por encima de empleos, cónyuges, ambientes, etc.

Pero hay otra salida. No mejor, quizás, desde su punto de vista, y no necesariamente segura pero recta y económica. Quienes entre ustedes hayan leído el poema “Del sirviente a los sirvientes” de Robert Frost, quizás recuerden un verso suyo: “La mejor manera de salir es siempre atravesar”. Por eso lo que voy a sugerirles es una variante so­bre el tema.

[…]

Pues el aburrimiento es una invasión del tiempo en nuestro repertorio de valores. Pone nuestra existencia en perspectiva, con un resultado neto que siempre implica precisión y humildad. La primera, debe notarse, engendra la segunda. Mientras aprendemos sobre nuestro propio tamaño, más humildes y más compasivos nos volvemos con nuestros semejantes, con ese polvo flotante en un rayo de luz o ya inmóvil sobre la mesa. ¡Ah, cuánta vida hubo en esas motas! No desde nuestro punto de vista, sino desde el de ellas. Nosotros somos para ellas lo que el tiempo es para nosotros; por eso es que parecen tan pequeñas. ¿Y saben lo que dice el polvo cuando lo limpian de la mesa?

“Recuérdame”, susurra el polvo.

[…]

Por lo tanto, traten de mantener la pasión, dejen la frialdad para las constelaciones. La pasión es, ante todo, un remedio contra el aburrimiento. Otra cosa, por supuesto, es el dolor —físico más que psicológico—, que suele ser consecuencia de la pasión; aunque no les deseo ninguno de los dos. Aun así, cuando sentimos dolor sabemos que al menos no hemos sido engañados (por el cuerpo o por la psique). De ahí que lo bueno del aburrimiento, de la angustia y del sentimiento de la in­significancia de la existencia, de todas las existencias, sea que no entrañan un engaño.

[…]

No les deseo más que felicidad. Aun así, habrá muchas horas oscuras y, lo que es peor, sosas, causadas tanto por el mundo exterior como por sus propias mentes.

De seguro, que los miembros de la clase 1989 de la universidad de Dartmouth no esperaban oír lo que el famoso poeta ruso-americano Joseph Brodsky les dijo en su discurso de graduación.

+Info:

Anuncios

Somos como ranas, por no decir borregos.

Si se echa una rana a una olla con agua hirviendo, ésta percibe la mortal temperatura, y saltara inmediatamente hacia fuera consiguiendo escapar de la olla sin quemarse. En cambio, si inicialmente en la olla ponemos agua a temperatura ambiente, echamos la rana, ésta se queda tan tranquila dentro del recipiente, pero sí comenzamos a calentar el agua poco a poco, la rana no reacciona bruscamente sino que se va acomodando a la nueva temperatura del agua hasta perder la conciencia y terminar muerta por el calor.

Esta historia nos debería evocar la forma en que, desde el poder, logran que terminemos aceptando situaciones que deberían provocar nuestra sublevación mediante el método de ir poco a poco poniéndolas en práctica, estamos sufriéndolas gradualmente sin darnos cuenta de lo que nos están haciendo. Sin duda, más real que nunca en la situación económica que vivimos en la actualidad. !Somos ranas sin conciencia!

Teoría del Shock.

En el siguiente “post” he intentado resumir, explicar o intentar razonar un poco la teoría…Para repensar mucho, mucho!. Vale la pena. (By Pau)
 .
Es una teoría plasmada en un libro de una periodista Canadiense Naomi Klein identifica como el capitalismo del desastre “The Shock Doctrine” del 2008. Se basa en la aplicación de eventos violentos o traumáticos para infundir miedo, temor y pánico a los individuos, de forma individualizada o en masa , con el fin de debilitarnos y doblegarlos, y, en el contexto de la crisis, introducir impopulares medidas de choque económico, que pueden llegar acompañadas de represión e incluso  un estado de excepción. 
.
Es una técnica usada por la CIA, FMI, Estados y  agencias de “Buen ver”  para hacer que el individuo o la masa de gente obedezcan sin condicionamiento alguno, despertando miedos y fobias para luego llegar a ser el gobierno protector,  que para evitar desastres,  quita libertades con una falsa idea de seguridad.
 .
La base es la MANIPULACION que parte de la crisis. Esta es una excusa perfecta para que la sociedad acepte de buena gana cambios que en otros momentos no aceptaríamos. De hecho este es el principal móvil que pudiera tener una clase dirigente oculta para forzar una crisis y cargarse todas las prebendas del estado del bienestar.
 .
Desde el punto de vista económico:
1.  Difusión social: Estamos en crisis, esto es la quiebra, vivíamos todos como ricos, no puede ser, hay que apretarse el cinturón…La “terapia de shock” se nutre ya de estrategias de marketing, propaganda y falsificación de datos, tratando de demostrar que el mercado libre es la única vía para escapar de la decadencia económica y de la pobreza masiva. Pero el consenso tiene que ser conquistado electoralmente, aun si eso puede llegar a ralentizar el ritmo de “reformas”.
 .
2.  Forzar un arraigo DEUDA (Me debes “X”). Ejem: Banco Mundial o FMI, cuyo objetivo  es limitar la soberanía popular y privar a los gobiernos nacionales de cualquier autonomía decisional.
 .
3.  Ahora corresponde a que todas las actividades productivas y los servicios sociales gestionados por el Estado sean puestos en almoneda (Venta de géneros/inmuebles que se anuncian a bajo precio), aun a costa de sacrificar centenares de miles  de puestos de trabajo sobre el altar de la competitividad internacional. La pobreza, no dejan de repetir, es un efecto colateral que sin embargo acabará siendo despejado por la mano invisible del mercado a largo plazo.
.
4. Aparición de empresas cuyo negocio consiste en el vaciamiento del estado de toda función. Es el nacimiento del llámese estado corporativista”, en donde una restringida élite pasa de una empresa a cargos públicos o viceversa sin el menor respeto a la sociedad, público en general, con intereses puestos en práctica totalmente privados. Este efecto no puede sino seguir renovando la inseguridad social.
.
+Info:

Síndrome de Noé

Es una patología que lleva a acumular en casa un número desmesurado de animales de compañía a los que no se da una siquiera atención no ya adecuada, sino incluso mínima: ni alimentación, ni agua, ni alojamiento, ni atención veterinaria, ni condiciones higiénicas. El enfermo no reconoce que sus animales están mal incluso ante niveles críticos y evidentes de desnutrición, deshidratación, infestación parasitaria, proliferación de enfermedades, ataques entre los animales, canibalismo y cría incontrolada, todo ello en un espacio lleno de cosas, orinas y heces.

Vino y Chocolate

 

Dice la sabiduría popular  “que todo debe probarse al menos una vez”. 

Reglas para tener éxito con los maridajes entre vinos y chocolates.

–  El vino debe de ser tan dulce como dulce sea el chocolate, la dulzura del chocolate debe guardar una cierta relación con la dulzura del vino. Si esto no es así, el gusto puede darnos un giro repentino hacia el amargo.

– Al maridar los vinos con el chocolate, la mejor apuesta es maridar chocolates condimentados (más elegantes) con vinos más ligeros y con menos cuerpo; asimismo, cuanto más fuerte es el chocolate, más estructurado y con cuerpo debe ser el vino. Por ejemplo, un chocolate agridulce e amargo tiende para maridarse bien con un vino intenso.

–  Similar a la prueba de la cata del vino, usted puede experimentar con varias variedades de chocolates, catando y recorriendo un camino desde la luz a la oscuridad. Comience por un extremo pasando de un chocolate blanco, más sutil, a un chocolate oscuro o agridulce y amargo.


Sugerencias para el maridaje con chocolates blancos. El chocolate blanco tiende para ser de más suave y mantecoso en el sabor, haciéndole más cercano a un jerez.


Sugerencias para el maridaje con chocolates con leche. (Con vinos Merlot, Rieslin Sauvignon Blanc, y los vinos de mesa). Un Pinot Noir o un Merlot ligero y con menos cuerpo complementarán una barra de chocolate con leche, una crema batida cremosa del chocolate o del pastel de chocolate. Un vino cosechero tiende a soportar bien a los chocolates con leche suaves.


Sugerencias para el maridaje con chocolates amargos (Chocolate negro, van mejor los Cabernet Sauvignon o Pinot Noir). Los chocolates amargos necesitan un vino que ofrezca un sabor complejo, levemente amargo en sí mismo, quizás indirectamente que ofrezca notas propias a chocolate. Un Cabernet Sauvignon llenará y redondeará al chocolate cumpliendo con nuestras expectativas de maridaje.

 

*En una apreciación más general te recomendamos combinar chocolates ligeros con vinos ligeros, chocolates con mayor porcentaje de cacao con vinos con cuerpo.

Mantén tu rostro al sol y así no verás las sombras, dijo el Diablo.

El hombre de la foto, de 69 años, trabajó de camionero durante casi treinta años, por lo que los rayos UVA que entraban por la ventanilla izquierda durante las largas horas que echaba en el volante terminaron dañando ese lado de la cara, sembrado de arrugas. Sufre dermatoheliosis unilateral. O sea, envejecimiento de la piel debido a la radiación ultravioleta, la consecuencia de tomar el sol inconscientemente y sin protección.

 Visto lo visto ¡a cuidar la piel en verano!
.
+Info:

La teoría del “como si…”

Pongo unos ejemplos  de la teoría que se han realizado con un grupo de personas.

Tenemos una puja por un billete de 20 €, con la condición que la persona que realice la segunda última puja deberá también de pagarla. Empezaron con 1€, 2€….15€….19,50€…20€…23€….hasta 28€ se pagó por un billete de 20€.

En un juego de billar, para aquellos que no son expertos del juego pero sí un tanto conocedores de las bases geométricas y espaciales, ejecutan un tiro al parecer difícil “como si” de verdad conceptualizaran el tiro cual profesional. 

Esa es la base de la teoría del “como si”. Al hablar de la realidad financiera personal, la gente plantea su semblante como si efectivamente estuviera efectuando el análisis correspondiente, la racionalidad de la gente se basa, no en el conocimiento de la situación económica, sino en el “como si la conocieran y dominaran”.

La racionalidad, en efecto, está conformada por la expectativa de que los precios tenderán a subir, y por ello hemos de comprar con la firme intención de obtener una ganancia derivada de una plusvalía o simplemente tomamos decisiones con el afán de obtener un beneficio.

Todas las teorías financieras precisan de la racionalidad para un correcto funcionamiento, se supone que un rasgo indiscutible en los hombres es su racionalidad. Al grupo de personas se les ofreció 100€ hoy en el instante de la pregunta, o mañana 102€…todo el mundo dijo que quería los 100€. 

Cuando el ser humano es víctima del pánico generado por el comportamiento de los precios y de las masas, es cuando la racionalidad deja de ser el elemento fundamental de la toma de decisiones para convertirse en el pretexto de las sensaciones,  actuando de forma irracional e irresponsable.